Acceso asistentes

 

E-mail:    Contraseña:    ¿Ha olvidado su contraseña?
Visite el apartado de Actos Sociales del Congreso

 TwitterFacebook

Las Palmas de Gran Canaria


 

Considerada la ciudad más cosmopolita del Atlántico, a Las Palmas de Gran Canaria han llegado por mar los viajeros y los pobladores que han ido conformando la imagen abierta y amable de los palmenses. Castellanos, flamencos, genoveses y portugueses buscaron aquí tierras libres para asentarse; hicieron parada de camino a América o emplearon la ciudad como plataforma económica y cultural de tres continentes. Las Palmas de Gran Canaria conforma un crisol de razas y de culturas: africana, iberoamericana, colonial, ecléctica…. Un destino ideal para los ciudadanos del mundo.

 

 

Breve reseña histórica

 

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria es fundada el 24 de junio de 1479, cuando Juan Rejón inicia la conquista de la Isla y establece un campamento militar en la margen derecha del barranco de Guiniguada, donde hoy se ubica el histórico barrio de Vegueta, el más antiguo de la ciudad. La creación de la Plaza de Santa Ana y el inicio de las obras de la Catedral, suponen la consolidación del centro más importante de la capital.

El desarrollo del comercio convierte a Las Palmas de Gran Canaria en una plaza de extraordinario interés para los piratas, cuyos ataques a la ciudad se producen con cierta asiduidad.

 

Las más famosas incursiones son las protagonizadas por una gran flota de guerra inglesa, al mando de Francis Drake y John Hawkins en 1595, y la capitaneada en 1599 por el almirante holandés Van der Does, quien dirige el ataque pirata más importante sufrido por la ciudad, dando lugar a uno de los episodios más trágicos de su historia, al ser ésta saqueada y quemada, y un elevado número de sus habitantes, asesinados.

Durante estos primeros siglos de vida, la ciudad se convierte en un punto muy activo económicamente, debido sobre todo al comercio de la caña de azúcar. En el siglo XVII se produce una recesión a causa del freno que sufren las exportaciones agrarias tanto a América como a Europa.

El desarrollo del mercado de la cochinilla y la construcción del Puerto de la Luz y de Las Palmas, a finales del siglo XVIII, supone el renacimiento de la ciudad, que se convierte en una plaza estratégica entre tres continentes.

A mediados del siglo XX, alrededor de la Playa de Las Canteras se produce el inicio de un importante turismo en la ciudad, que da lugar al desarrollo de modernos hoteles, residencias turísticas, restaurantes y lugares de diversión, lo que supone un factor de crecimiento fundamental para la capital, desde el punto de vista económico, cultural y social.

 

El mejor clima del mundo

Se puede decir, sin ninguna duda, que Las Palmas de Gran Canaria posee el mejor clima del mundo, a tenor de los resultados que arroja el estudio denominado “Índices de los climas más agradables”, realizado sobre un total de 600 ciudades del mundo, por Thomas Whitmore, director de investigación climatológica de la Universidad de Syracusa (EEUU), publicado por ConsumerTravelPublications en 1996.

 

Capital de vanguardia

 

Las Palmas de Gran Canaria se configura como una ciudad moderna, abierta, culta, creativa y acogedora. Una ciudad marítima y portuaria, que se encuentra rodeada de un entorno natural y litoral singular, y que posee un alto nivel de infraestructuras y servicios que la mantienen en los niveles más altos exigibles, comparables a los de cualquier ciudad europea, lo que la ha convertido en sede administrativa de numerosas entidades y empresas que han encontrado en Las Palmas de Gran Canaria el lugar idóneo para el desarrollo de sus actividades institucionales y comerciales.

 

Museos: muestra de pluralidad

 

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria posee una amplia e interesante red de museos que permite al visitante acceder a las más diversas manifestaciones culturales de las más variadas épocas y adquirir un conocimiento más directo y preciso de su historia.

 

Museo Canario

 

Institución científica y cultural de rango internacional, fundada en 1879 y asociada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuenta con una valiosa colección de objetos arqueológicos canarios.

 

 

Museo de Colón

 

La Casa de Colón es una emblemática institución cultural, abierta al público desde 1951, cuyo ámbito se centra en el estudio, la investigación y la difusión de la Historia de Canarias y de sus relaciones con América. El complejo consta de varias casas, una de las cuales fue la residencia del antiguo gobernador (más conocida como Casa de Colón), visitada por Cristóbal Colón durante su primer viaje a América en 1492.

 

Casa Museo Pérez Galdós

 

Se trata de la casa natal del maestro de la novela realista, Benito Pérez Galdós. En ella se exponen el mejor fondo documental del escritor grancanario y una amplia colección de documentos, libros, muebles y objetos personales.

 

Museo Élder de la Ciencia y la Tecnología

 

Este edificio, situado en el edificio Elder, que data de finales del siglo XIX, dedicado a la cultura científica y tecnológica. El método de este museo para conseguir su objetivo es la interactividad, y su lema, "Prohibido no tocar". De las 220 piezas expositivas o módulos que presenta, 200 de ellos son interactivos.

 

CAAM (Centro Atlántico de Arte Moderno)

 

Inaugurado en 1989, lugar en el que recalan vanguardistas exposiciones plásticas de proyección internacional, es una de las más importantes referencias de la vida cultural y artística de las Islas Canarias.

 

Museo Néstor

 

Inaugurado oficialmente en 1950, acoge la obra principal del pintor modernista Néstor Martín-Fernández de La Torre. Declarado bien de interés cultural por la Comunidad Autónoma, se ubica en el conjunto arquitectónico del Pueblo Canario. Ciudad con mucho arte

Las Palmas de Gran Canaria posee un gran tradición cultural. Los magníficos teatros y el auditorio capitalino acercan los mejores espectáculos del mundo a ciudadanos y visitantes.

 

Teatros

 

Teatro Pérez Galdós

Referente de las artes escénicas de Las Palmas de Gran Canaria, es el centro emblemático de la cultura y de la vida política de la capital y de Gran Canaria. Diseñado por el arquitecto Francisco Jareño y Alarcón en 1867.

 

Teatro Cuyás

 

Teatro moderno y de importante trayectoria en las artes escénicas, ubicado en el que fuera el antiguo Cine Cuyás, es obra del arquitecto racionalista canario Miguel Martín Fernández de la Torre.

 

Visitas obligadas

 

Existen lugares en Las Palmas de Gran Canaria que no deben pasarse por alto si se quiere conocer la verdadera naturaleza de esta ciudad única.

 

Playa de Las Canteras

 

Considerada una de las playas urbanas más hermosas de Europa, es orgullo y forma parte de la vida de todos los grancanarios.

 

A lo largo de sus 2.250 metros de longitud, esta playa de arena fina y dorada, y de aguas tranquilas, se encuentra acotada por un arrecife natural “La Barra” que no la aísla de las aguas abiertas del Océano.

 

Además de disponer de todos los servicios que los bañistas requieren, la magnífica avenida que la bordea, llena de terrazas, hoteles y restaurantes, permite disfrutar de un paseo delicioso, con vistas al mar y a la montaña de La Isleta.

 

 

 

Parque de Santa Catalina

 

Cerca de la Playa de Las Canteras, más próximo a la zona del Puerto de la Luz, se enclava el Parque de Santa Catalina. El comercio y la hostelería que se asientan en esta zona reflejan, sin duda, el carácter multicultural de este emblemático parque, transitado por lugareños y foráneos, que mantiene el espíritu portuario, presente en los edificios Miller y Elder, este último, sede del Museo de la Ciencia y Tecnología.

 

Castillo de la Luz

 

En dirección hacia La Isleta, se alza majestuoso Castillo de la Luz, construido en el siglo XVI y constituido en una de las principales defensas de la ciudad, codiciada por piratas y corsarios. En la actualidad, se halla rodeado de un hermoso parque.

 

Vegueta histórica

 

Se recomienda iniciar la visita al casco histórico de Vegueta en la Plaza de Santa Ana, elegida por los conquistadores de Gran Canaria como epicentro de la ciudad, de la que se conserva aún gran parte del trazado inicial. En Santa Ana se instalaron las Casas Consistoriales, el Palacio Episcopal y la Catedral, de interior gótico y exterior neoclásico. El Patio de los Naranjos de la Catedral, una joya arquitectónica, alberga el Museo de Arte Sacro. Asimismo, se levanta en la Plaza de Santa Ana, el Palacio Regental, residencia del presidente de la Audiencia Territorial. A poca distancia de Santa Ana, en la trasera de la Catedral, se alza la Casa Museo de Colón, que recuerda el paso por la ciudad del descubridor Cristóbal Colón en su viaje a América.
 De la Plaza del Pilar Nuevo parte la preciosa Calle de Los Balcones, que discurre perpendicular al mar. En ella, un edificio neoclásico impacta con su vanguardista Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM).Cerca también de Santa Ana, en la Calle del Doctor Chil, se encuentra la Iglesia del Antiguo Convento Agustino, sede hoy de la Audiencia; el barroco Templo de San Francisco de Borja; el sobrio Seminario Viejo y el Museo Canario, dedicado fundamentalmente a la cultura prehispánica de la isla, de la que conserva y expone la colección más completa del mundo de restos cromañoides. A pocos metros se halla la Plaza del Espíritu Santo, centrada por un tabernáculo de piedra labrada y rodeada de varias de las principales casonas señoriales de Vegueta. La Iglesia y Plaza de Santo Domingo completan el sugestivo recorrido por el barrio fundacional de Vegueta.

 

Zona tradicional de Triana

 

El barrio de Triana nació poco tiempo después de ser fundada la ciudad. Situada a escasa distancia de la ribera de Vegueta, se alinea la Plaza de Hurtado de Mendoza, conocida popularmente como “Plazoleta de Las Ranas” con el edificio de la Biblioteca Municipal y el antiguo Hotel Monopol.  Algo más abajo, se erige el magnífico edificio del Teatro Pérez Galdós. En la trasera de la Plaza de Hurtado de Mendoza, se encuentra la Plaza de Cairasco, donde se ubica el tradicional Hotel Madrid, y se emplaza el hermoso edificio modernista, exponente de la cultura grancanaria, del Gabinete Literario. En la aneja Alameda de Colón, se encuentran la Iglesia y el Convento de San Francisco.

 

Conjunto Pueblo Canario

 

En la hermosa y elegante Ciudad Jardín, zona residencial creada por la colonia inglesa que dominó la economía de la isla a finales del siglo XIX, se encuentran los Jardines del Parque Doramas.

El Pueblo Canario, situado dentro de estos bellos jardines, es un conjunto arquitectónico, ideado por Néstor de la Torre. Su preciosa plaza está rodeada por tiendas de artesanía local, una ermita y un bodegón canario, donde se sirve una representativa muestra de la gastronomía canaria, y en donde se ofrecen espectáculos folclóricos al aire libre. En la misma plaza se ubica el Museo Néstor, que conserva y muestra las principales obras del pintor grancanario.

 

Amplia oferta gastronómica

 

La gastronomía de la ciudad no varía excesivamente de la del resto del Archipiélago, siendo uno de los alimentos más peculiares el gofio, que es el grano de maíz o trigo, tostado y molido, que se toma solo o como acompañamiento en platos de cuchara e, incluso, postres.

Además de éste, las denominadas “papas arrugadas”, hervidas sin pelar, con poca agua y abundante sal, y acompañadas del tradicional mojo (rojo o verde), representan el plato tradicional que puede degustarse en cualquier restaurante de la ciudad.

El pescado canario se caracteriza tanto por su excelente calidad y sabor como por su variedad, si bien, entre los muchos existentes, destacan de manera especial el cherne, la sardina, la sama y la vieja.

 

En Las Palmas de Gran Canaria, se pueden degustar, también, deliciosos quesos y vinos de gran variedad y excelente calidad, además de postres típicamente canarios y toda clase de productos tradicionales de los distintos municipios de Gran Canaria.

Pero, además, la variedad de restaurantes en la ciudad es tan amplia que, además de la comida local, es posible disfrutar de los platos de cualquier país del mundo.

 

Paraíso de compras

 

Las Palmas de Gran Canaria, gracias a su régimen especial de impuestos, es un paraíso para las compras, pues en ella pueden encontrarse todo tipo de productos a precios reducidos. Además, completa una amplia oferta de zonas comerciales que acogen los establecimientos más variados y las marcas más exclusivas del mercado.

 

Zona Triana

 

Esta zona abierta, de gran interés artístico, alberga una amplia área comercial alegre, llena de encanto y de “chic”. Lugar habitual de encuentro y de comunicación, ofrece a cada paso, además de la más variada oferta comercial, café-terrazas y restaurantes, así como magníficos ejemplos de los diferentes estilos arquitectónicos, particularmente modernistas, que caracterizan al casco histórico de la capital.

 

Zona Mesa y López

 

A lo largo de esta amplia avenida arbolada y de sus alrededores, se entremezclan grandes centros comerciales con numerosos y pequeños comercios, cafeterías, bares y restaurantes, que permiten disfrutar de una zona comercial que concentra una gran actividad a lo largo de todo el día.

 

Zona Parque de Santa Catalina

 

Esta parte de la ciudad, bulliciosa y cosmopolita, próxima a la Playa de Las Canteras, ofrece al público numerosos comercios y bazares, especializados, básicamente, en productos electrónicos y en marroquinería y constituye un lugar de visita obligada. El parque que da nombre a esta zona se considera el núcleo fundamental de los inicios del turismo en Las Palmas de Gran Canaria

 

Transporte capitalino

 

El servicio ofrecido por la empresa Guaguas Municipales cuenta con una estación principal (Parque San Telmo, compartida con la empresa de transporte interurbano Global), dos terminales especiales (Teatro y Manuel Becerra, ésta más conocida como Puerto) y tres intercambiadores (Santa Catalina, compartido con Global, Hoya de la Playa y Tamaraceite (en construcción).

Congreso de la Sociedad Española para las Ciencias del Animal de Laboratorio

Secretaría Técnica - Viajes Airexpres, S.A. - Tlf.: 928 494 500 - Email: info@secal2017.com